Historia

Material Eléctrico - Sevilla

Gómez Maqueda nace en Sevilla, en el año 1926, en casa de su fundador, Rafael Gómez Maqueda, (de quien toma su nombre la actual empresa) en el barrio de San Lorenzo, en el centro de Sevilla, siendo así una de las empresas más antiguas de la ciudad y la más antigua distribuidora de material eléctrico.
Como todo en los inicios, el principio no fue fácil. La tienda se componía de un mostrador de madera y un almacén pequeño con los pocos materiales que existían entonces.

Pero a base de esfuerzo y ganas de hacer las cosas bien, Rafael y su familia consiguen no sólo sacar adelante el negocio, sino hacerlo cada vez más próspero y rentable. Ya en 1930 necesitaron ampliar instalaciones comprando un pequeño almacén en el barrio y poco a poco iban haciéndose de un nombre en la ciudad como negocio.
Durante los años setenta, tras la muerte del fundador, el negocio pasa a la familia Urbano, a manos de sus dos sobrinos, con los cuales, el negocio experimentó la gran expansión que convirtió a Gómez Maqueda de una simple tienda a la gran empresa que ahora es.

Durante esta década, acuciados por la falta de espacio, la empresa se traslada a la calle Gonzalo Bilbao, a una antigua fábrica textil, donde, poco a poco, se convierte en una de las empresas de distribución de material eléctrico de referencia en Sevilla y en Andalucía.

En los treinta años que van desde este momento hasta el año 2000, es cuando tiene lugar la mayor expansión, naciendo alrededor de la matriz, tres empresas más que son las que actualmente conforman el Grupo Gómez Maqueda. Alesur, ubicada en Jerez de la Frontera, adquirida en 1983 para proceder a la expansión en la provincia de Cádiz. Tecniluz, como negocio especializado en iluminación decorativa. Y finalmente, Sedisa, empresa corporativa y proveedora de servicios de todo el grupo.

En 2002, Gómez Maqueda, la empresa matriz del grupo, junto con sus servicios generales, se traslada a la Avenida Montes Sierra, una de las principales arterias de la ciudad, en el Polígono Industrial de la Carretera Amarilla, donde se adquieren unas instalaciones más modernas, mejor equipadas y cuya ubicación proporciona más sinergia, mejor comunicación y más comodidad para clientes y proveedores,

Desde aquí, actualmente ejerce su actividad de una forma sólida y profesional, teniendo una plantilla actual de 50 profesionales, y una facturación como grupo de un total de 10 millones de euros.

 

¿Quieres hablar con nosotros?

 

¡Contacta!